Mochuelos en R que R
26 noviembre, 2017
Se elimina el gestor de carga
5 octubre, 2018

Aunque no queramos, la Navidad ha venido hace semanas para quedarse. Ya nuestra cabeza comienza a dar vueltas: qué menú haremos en Navidad, qué ropa compramos a los niños para esos días, qué detalle compraremos para Papá Noel, qué juguetes para Reyes, felicitaciones de Navidad para toda la familia,…

Durante el resto del año, somos los primeros en quejarnos por el gasto escolar en septiembre, por la subida de la gasolina… Sin embargo, con la navidad todos tenemos asumido que celebrar la navidad significa comprar, así que salimos a comprar en el momento del año en el que la mayoría de los productos son más caros.

Todo comienza con el bombardeo publicitario que tenemos desde hace meses. El objetivo es meter en las cabecitas de los niños de la casa el gran catálogo de juguetes. Criticamos la actitud consumista de los niños y sus peticiones sin medida, pero esta actitud, ¿no la aprenden de los adultos?
Todos hemos escuchado a un vecino, amigo o familiar, preguntar a nuestros hijos: “¿Y qué te has pedido para Reyes?” No preguntan qué van a hacer en vacaciones, qué tal en el colegio, o con quién va a celebrar la Navidad. Son estos detalles los que determinan nuestra actitud adulta frente a la Navidad, actitud que impacta directamente en cómo viven los niños dicha celebración.

Muchos padres y madres, sometidos a la presión de sus hijos e hijas, acaban por convencerse de que para demostrar lo mucho que les quieren les tienen que comprar más regalos, y terminan sometiéndose a la dictadura de la publicidad olvidando alternativas de consumo más justas social y ambientalmente.

En nuestro municipio tenemos una solución muy cercana y sostenible que muchos conoceréis: Reutiliza. Es un servicio municipal donde los vecinos donan artículos que no necesitan pero que están en perfecto estado para que otros vecinos lo recojan de forma gratuita. Todos estos artículos están disponibles en la página web: reutilizabocema.com
Entra, reserva lo que necesites y recógelo cada martes. En la web viene toda la información.

Los juguetes tienen demanda durante todo el año, los niños van creciendo y necesitan juegos nuevos, pero en esta época lo es aún más. Es un gran momento para hacer limpieza en casa y además ayudar al resto de vecinos. Si tienes algún juguete del que tus niños se han cansado, algún libro, un carrito de bebé, una lámpara, casco para la bici, una estantería, películas en DVD, lo que sea. Para tí puede ser un trasto que lleva en casa mucho tiempo y que nadie usa ya, pero para otro puede ser el regalo ideal para alguien de su familia.

No solo ayudarás a vecinos que no puedan permitirse comprar regalos para sus hijos, para sus nietos o amigos, sino que ayudarás al medio ambiente doblemente: esos juguetes o artículos que has donado no terminarán en el vertedero, serán Reutilizados, y ahorraremos materias primas y energía ya que no habrá sido necesario generar un nuevo juguete este año.
Durante los próximos días, cada español podría emitir a la atmósfera alrededor de 530 kilos de CO2 por el mero hecho de celebrar la Navidad. En un estudio de 2007 de la Universidad de York (Inglaterra) calcularon que durante unos pocos días podemos emitir hasta un 5.5% del CO2 de todo el año.

Por ello, además de usar Reutiliza para ésta época te damos otros consejos que puedes seguir para hacer tus Navidades más sostenibles:
Regala inteligente: evita comprar regalos que probablemente terminen olvidados en algún cuarto de la casa; procura comprar cosas que tengan un valor, propósito y significado para la persona.
Escoge materiales sostenibles: si vas a regalar ropa, no te vayas por la camisa de menor precio. Investiga su procedencia, su materia prima, si sus plantas en países en vías de desarrollo están certificados, etc.
Compra local: apoya a tu comunidad comprando en pequeñas tiendas que elaboren sus productos de forma local.
Regala cosas que no requieran baterías: de acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, alrededor del 40% de la venta de baterías se produce en esta época del año y las baterías que son desechadas representan una gran amenaza para el ambiente.
Utiliza luces LED para la iluminación: las luces LED de Navidad usan hasta un 95% menos de energía que las luces tradicionales y pueden tener una vida de hasta 100,000 horas cuando son utilizadas dentro de la casa.

La Navidad no tiene que ser una carga para el medio ambiente. Con el mismo esfuerzo y un poco de imaginación, se puede reducir el impacto ambiental que tienen estas fiestas. Lo importante es aprovechar estas fiestas para reunirnos con nuestros seres queridos, regalarles ese tiempo que a lo mejor durante el año no les hemos podido brindar y poder seguir haciéndolo en nuestro querido planeta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies>

ACEPTAR
Aviso de cookies